• Suntech exhibe módulos solares... 2017-09-12 Suntech exhibe módulos solares exclusivos en Solar Power International 2017 en Las Vegas LAS VEGAS, 12 de septiembre de 2017 /PRNewswire/ -- Wuxi Suntech Power Co., Ltd. ("Suntech") anunció hoy que está participando como expositor principal en la feria Solar Power International 2017 (SPI 2017), que se celebra en Las Vegas. SPI, inaugurada el 10 de septiembre, es el principal evento de empresa a empresa de América del Norte para los profesionales de la energía solar y otros sectores re...

La energía solar igualará al carbón en China en 2016 y amenazará el dominio de la energía fósil

Publicado en 2014-06-03
Llega una buena noticia. Wuxi Suntech Power prevé que en China el coste eléctrico generado por los módulos solares igualará a las centrales alimentadas por carbón en 2016. Si la previsión es correcta, nos espera un escenario completamente distinto.

 

El director general de la empresa, Eric Luo, explicó a RenewEconomy que la paridad de red está muy cerca y podrá competir con las formas más baratas y contaminantes de combustible fósil.

 

“Estamos convencidos de que en 2016 –o, como mucho, en 2017– el coste normalizado de la energía solar fotovoltaica será el mismo que el de la generación de centrales de carbón. Transformará completamente el mercado energético en China”, afirmó.

 

El carbón supone un 69% del suministro energético en China. Es la causa más importante del "airepocalipsis", la falta de aire que sufren las ciudades chinas, afectadas de forma permanente por la bruma industrial (smog). El Partido Comunista está empeñado en reducir la dependencia en el carbón antes de que las clases medias pongan el grito en el cielo.

 

La Agencia Internacional de la Energía tenía asumido que China pronto supondría más de la mitad del consumo anual de carbón en todo el mundo, lo que impediría alcanzar niveles seguros de emisión de gases de  efecto invernadero. “Nos guste o no, todavía queda mucho carbón. El carbón es abundante y geopolíticamente seguro, y las centrales de carbón se integran fácilmente en los sistemas de energía existentes. Pero también es importante subrayar que el carbón en su forma actual es sencillamente insostenible", explicaba en su informe de diciembre.

 

Sin embargo, la tecnología puede desempeñar un papel crucial en esta historia. El coste de extracción de la energía fósil se está incrementando (marcada por los estallidos cíclicos de suministro, por supuesto) a medida que se agotan las reservas de más fácil extracción.

 

Los costes de la energía solar son cada vez menores a medida que la tecnología mejora, apoyada por el ejército y el departamento de energía de EE UU. El Laboratorio Nacional de Energía Renovable de EEUU afirma que los científicos ya pueden capturar un 31,1% de la energía solar con una célula solar 111-V, y no dejan de batirse nuevas marcas.

 

El almacenamiento barato de baterías de flujo (un proyecto de investigación de Harvard financiado por la Agencia de proyectos de investigación avanzada de EE UU) pronto superará el problema de la intermitencia, y podremos absorber los rayos solares de día y expulsarlos de nuevo en forma de calefacción y luz por la noche.

 

Como escribí hace poco, Michael Parker y Flora Chang de la empresa Sanford Bernstein afirman que hemos alcanzado un círculo virtuoso de "deflación energética global" que, con el tiempo, irá erosionando la viabilidad del petróleo, el gas y las energías fósiles. Pero es posible que ni siquiera ellos llegaran a imaginar que la energía solar podría igualar al carbón chino en dos años.

 

Resulta curioso que el sector de las energías fósiles no se haya mostrado interesado en la amenaza que les espera a la vuelta de la esquina. En casi tres días de charlas sobre petróleo, gas y carbón en el Foro Económico de San Petersburgo que se celebró la semana pasada, no oí a nadie mencionar la energía solar como un posible factor de la mezcla global, ni siquiera a 50 años vista.

 

Se habló largo y tendido sobre el acuerdo, o el memorando de entendimiento para ser más exactos, por el cual Rusia suministrará gas natural a China durante los próximos 30 años a partir de 2018. También hubo charlas sobre el inminente enfrentamiento entre el gas y el carbón. Pero, según parece, nadie reparó en que la energía solar podría afectar estos cálculos.

 

Es algo que sucede a menudo en los puntos de inflexión. El sector energético se ha visto sorprendido por el fracking. Antes de que pudiera darse cuenta, habían saqueado sus márgenes de beneficio y el sistema energético mundial se tambaleaba por el exceso de carbón estadounidense que entraba al mercado de la UE.

 

Pero la energía de esquisto, aunque barata, solo es un parche para unos pocos años; y, a decir verdad, no resulta tan barata cuando el coste para alcanzar el punto de equilibrio roza los 80 dólares por barril. La energía solar, en cambio, es una apuesta a largo plazo. Al ser una economía de escala, cuanto más se extiende, más barata resulta. A medida que pase el tiempo supondrá una amenaza cada vez mayor para las potencias petroleras y los estados rentistas del carbono.

 

Obviamente es cierto que la energía solar solo supone un 0,17% de los 5.000 billones de dólares que representa actualmente el mercado energético mundial, o un 3% de la energía eléctrica generada. Pero una vez que los costes sean menores a los del carbón de forma estable, sin necesidad de subvenciones, se producirá una auténtica avalancha.

 

Eric Luo, de Suntech, predijo que la tasa anual de instalaciones de energía solar en China llegaría a los 25 gigavatios al final de la década.

 

Cuando esto ocurra, podría ser imparable. La década de 2020 parece que será un momento dulce para los defensores de la energía solar. Justo a tiempo. Providencial.
© Copyright: Wuxi Suntech Power Co., Ltd. All rights reserved. Design By Panasia Information./div>